Última convivencia.

Última convivencia.

Teniendo en cuenta que el Marianista convoca a una convivencia familiar por año, para algunas familias esta fue la número 15; para otras la número 12; para algunas otras, la quinta convocatoria; para todos, la última convivencia de un ciclo escolar que termina.

Más de 100 familias se dieron cita en el Campo de Deportes Hno. Francisco Ruiz de Angulo SM el domingo 28 de noviembre para celebrar el egreso de la promoción 2021.

Una Eucaristía que fue el marco para dar gracias a Dios por el camino recorrido. Camino recorrido por los chicos y las chicas que terminan Vº año en el que adquirieron muchos conocimientos y habilidades y, fundamentalmente, se formaron como personas. Camino recorrido por los docentes y por todo el personal del Colegio que colaboraron y apuntalaron esa formación y ese crecimiento. Camino recorrido por las familias que depositaron lo más valiosos de sus vidas en el Colegio Marianista y que acompañaron, paso a paso, ese caminar.

Una murga que le puso ritmo al festejo que afloraba por los poros de todos los presentes y que se evidenció en el gimnasio del Campo, convertido en pista de baile familiar.

Un almuerzo servido por los padres de los alumnos de IVº año como un mimo y un homenaje a los que dejan el Colegio.

Un baile y miles de fotos que estiraron la celebración del estar juntos, sabiendo que la formalidad queda para el acto del sábado 4 de diciembre.

Se convocó a celebrar y se festejó.

Se convocó a hacer memoria y se agradeció.

.

Compartimos las palabras de los padres de uno de los nuevos exalumnos. Resumen muy bien los sentimientos de todos:

Queremos agradecer a Dios por estos años de colegio de nuestros hijos.

En esta etapa, ellos aprendieron a separarse de nosotros y fueron creciendo. Nosotros, los padres y adultos que los acompañamos, también fuimos aprendiendo a que se separen y crezcan. Siempre es difícil crecer y criar y en esta pandemia lo fue mucho más.

Para crecer y criar se necesita un contexto, un espacio adecuado. Se necesitan rincones conocidos que oficien de abrigo y amparo, de otros que nos acompañen, nos ayuden, nos alivien, porque la adolescencia implica, inexorablemente, irse yendo de casa, dejar a los padres para estar con los pares y con otros.

Pensamos que “el Marianista”, con todo lo que esas dos palabritas encierran (amigos, docentes, no docentes, tutores, otras familias, experiencias, encuentros, reuniones, informes, convivencias, campamentos, puerta de vidrio, túnel, entrada por Emilio Mitre, noches de la caridad, Campo de Deportes, kermeses, patio Chaminade, y tanto más…), fue uno de esos espacios conocidos que propició y propicia el crecimiento y la crianza.

Por eso agradecemos. Porque compartir este tiempo y este espacio con otras familias y en y con “el Marianista” hizo que ese hacer lugar para que despeguen (tarea nuestra) y crecer (tarea de ellos), fueran posibles.

Damos gracias porque los años compartidos se convirtieron en un espacio que permite que hoy podamos mirar hacia atrás y que nuestros chicos puedan sentirse orgullosos de lo que lograron y puedan mirar hacia adelante con esperanza.

.

En el álbum de fotos al que se accede a través de este enlace vamos sumando fotos y videos de la convivencia. Si estuviste ahí y querés compartir alguna foto o video que hayas tomado, mandánoslo a info@marianista.edu.ar que ampliamos el álbum.

.

> Imágenes de la convivencia

.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.