• El miércoles 6 de diciembre se realizó el acto de cierre del ciclo lectivo 2017 para los chicos y chicas de IIIº año del Nivel Secundario.

    Allí repasamos el camino transitado: los viajes a la Colonia de Córdoba, las tutorías en donde la serie “Merlí” sirvió de disparador para debatir diversas temáticas de interés y actualidad y la preparación y desarrollo del Modelo Parlamentario.

    Recibieron reconocimientos quienes fueron elegidos mejores compañeros de cada curso y quienes tuvieron un desempeño académico destacado.

    Valorando lo compartido y con expectativas de lo que vendrá… ¡será hasta el año próximo!

     

    Imágenes del Acto de fin de curso de IIIº año.

     

     

  • El 6 de diciembre por la mañana, alumnos y docentes de Iº año se despidieron en un cálido acto de fin de curso.

    En el mismo se compartieron los buenos momentos que pasaron juntos este año, los desafíos que se pudieron lograr y las metas que se alcanzaron. Los docentes tuvieron palabras de agradecimiento por tan lindo año compartido.

    El Tutor de Iº año, Juan García Cotignola, expresó haber disfrutado mucho de esta promoción (“…me encontré con alumnos comprometidos, cariñosos y generosos con los que pudimos generar un vínculo de confianza…”) y cerró el acto invitándolos a creer en sus talentos y en sus capacidades.

     

    Imágenes del Acto de fin de curso de Iº año.

     

     

     

  • El 6 de diciembre el Nivel Secundario tuvo sus actos de cierre de año. En el acto de IIº año, Gimena Viale (Tutora de IIº año) compartió con los chicos el texto y el video que compartimos a continuación (al final está el enlace para ver algunas imágenes del acto):

    Antes de decir que no, pensá que algún día te vas a morir. Sí, te vas a morir.
    Metete al mar, despeinate… que la sal te endurezca el pelo y la piel, que te despinte. Metete de día, de noche… que una ola gigante te lleve a pasear y la arena se te meta en los calzones… Reite mucho, enterrate en la arena, hacé un castillito… sí, estás peludo, pero las ganas de hacer un castillito no se van jamás.
    Tirate en paracaídas que tenés más probabilidades de morirte, cruzando la avenida apurado, o de un ataque al corazón post- estrés, post- chatarra, post- depresión. Acostate con tu perro y llenate la ropa de pelos, escuchá su corazón… ese sí que late por vos.
    Juntate con tus amigos aunque no tengas un peso. Siempre hay un paquete de arroz por ahí, o unas criollitas. Juntate con ellos y hacete pis de la risa y si los ves con el celular, tiraselos por la cabeza. Recordales, que están ahí con vos… el resto puede esperar. La amistad sana y no hay antidepresivo que le toque los talones.
    Viajá. Ahorrá y viajá. Quizás cuando tus viejos terminen de pagarte la ropa que querías o el ultimo celular super archi tecnológico que tanto pediste ya lo hayas dejado de usar…mejor una buena mochila para la montaña. Escuchame, viajá.
    Viajá, viajá para enriquecer el alma. Conocé gente, culturas, idiomas. Viajá para ver y escuchar que el amor en todos lados tiene la misma lengua. Viajá, tirate al pasto. Vaciá cuarenta y cinco termos de “meta mate y charla” y que te quede la lengua verde mientras guardás las fotos de ese paisaje en tu cabeza.
    Escuchá, escuchá a tus viejos. Preguntales todo lo que no sabés, todo lo que pasó. Cuántas veces amaron y cuántas perdieron un amor. Preguntales que querían ser de grandes cuando eran chicos. Preguntales porqué no lo hacen si están vivos. Hablá, hablá con ellos que te escuchan hasta en silencio. Deciles que los querés y metete el orgullo post-moderno liberal de “todo me importa un pepino” en ya sabes dónde. Porque ellos también se van a morir. Abrazalos como si fuera la última vez… que ni las velas de cumpleaños, ni las estrellas fugaces, ni las vaquitas de San Antonio tienen el poder de conceder la inmortalidad.
    Sé un niño, sé un niño todo el tiempo que más puedas. Dormí, salí, reíte, comé chocolates y gomitas y reíte. Fulminá tu juventud… antes de envejecer.  
    Y Cuando te invada la tristeza…abrazala, abrazala fuerte y que se vaya un tiempo para volver fresquita como una lechuga y así… la volves a abrazar.
    Decilo todo. Escribilo, transmití. Sacate la vergüenza de las venas. Decile que la querés, decile que lo amás. Metele un beso para que no se olvide más. Decile que te dormís y te levantás pensándolo/la. Decile, decile todo lo que se te cruce por el bocho. Sé asquerosamente romántico/a. Empachate. Dejá de hacerte el/la durx que todos bien sabemos lo que siente el otro. Así que… decilo. ¿Qué podés perder?
    Una ultima cosa, evitá compararte. Sos único. Con tus fortalezas y tus debilidades. Eso sí, no te quedes con la primera versión que te toco ser, buscá tu mejor versión. BUSCÁ LO QUE ENCIENDA TU ALMA.

    Por último, se compartió el siguiente video con imágenes del año:

     

    Imágenes del Acto de fin de curso de IIº año.

     

     

« Previous Entries   

Recent Comments

  • Ya son 5 los años de aprendizaje y de compartir con alegrí...
  • Felicitaciones Profe Silvia Curri!!!! Hermosos Trabajos, ya ...
  • Para mí el taller es el lugar donde tengo mis mejores momen...
  • Es un hermoso taller y una excelente profesora. Aprendemos d...
  • Lindisimo a los trabajos realizados por las chicas y creo qu...