• Llegamos al tercer encuentro para los padres de Nivel Inicial realizado el miércoles 18 de octubre.

    Primeramente iniciamos el taller reconstruyendo lo transitado en los encuentros anteriores a partir del intercambio y aporte de todos.

    Seguidamente, comenzamos a imbuirnos en la temática que nos convocaba a partir de la observación de una imagen relacionada con la crianza que nos llevó a expresar ideas como el  cuidado, la fragilidad, el crecimiento, la contención…

    Luego nos invitamos a pensar todo ello que habíamos compartido, desde la perspectiva de la construcción del poder y el respeto. Esta primera parte fue coordinada por Paula Chirinos.

    Contamos con la valiosa presencia y aporte de Boris Bercé quien nos motivó para profundizar sobre la temática.

    Se caracterizaron los modelos de autoridad: el permisivo-autoritario , las consecuencias que traen en la personalidad de nuestros hijos.  Un nuevo modelo surgido desde la escucha y/o del contexto actual : el negociador. Sin mucho sustento, investigado o conocimiento de sus posteriores efectos. Patricia Morenza, Directora de Nivel Inicial, centró en esas conductas disruptivas que necesitan de una nueva mirada y construyen nuevas respuestas a viejas problemáticas.

    Pensamos de modo personal con que aspectos nos sentimos identificados y realizamos una breve compartida.

    Luego profundizamos sobre la construcción del respeto como un valor hacia uno mismo y los demás. Es un aprendizaje primordial, piramidal, para la interacción y convivencia social. Desde la familia se van construyendo  los cimientos desde pequeños, etapa más que propicia para realizarlo, que provocaría un verdadero cambio social.

    Se plantearon tips, recomendaciones, pistas para transitar este camino de ser padres. En un clima de intercambio ameno, en grupos, continuó la reflexión a partir de la elaboración de un cuento cuya temática se relacionó con  la construcción del poder y el respeto. Fue altamente interesante compartir una preocupación, quizás banal pero, presente en el día a día: el baño como conflicto de autoridad. Uno de los cuentos abordó dicha temática aportando soluciones diferentes a un problema común. Creatividad y utilización de un viejo recurso frente a videos e imágenes.

    Más abajo compartimos las producciones. ¡No se las pierdan!

    Ya para terminar el taller y el ciclo de encuentros con los padres de Nivel Inicial, con la motivación de Santiago Zalduendo, cantamos y rezamos, poniendo en nuestra manos y en presencia de Dios, la vida de nuestros  hijos, Con el gran desafío de cuidarla  ya que  “…pisaré la tierra que tú pisas… yo seré la imagen de tu espejo… yo seré el abrazo que te alivia… soy la fortaleza de mañana…”

     

    Una familia -1 pelota- 3 hijos.

    Queriendo jugar a 3 juegos distintos y todos peleando al mismo tiempo. Papá y Mamá discutían a quien le tocaba primero.

    Con la llegada del abuelo a la casa llego la posible solución. Los niños le preguntaron  al abuelo que grupo era el mejor.

    Sin dudarlo él contesto que jugar JUNTOS a todo.

     Primero Juan propuesto que la pelota sea de futbol pero al rato se  dio cuenta que siempre hacia goles porque nadie atajaba.

     Ana Jugaba al vóley  sola hasta que se aburrió.

     Y Luis comenzó a jugar al Básquet y le pio a sus hermanos que jugaran para que se divirtieran juntos.

    Había una vez una joven princesa a quien le encantaba Jugar, ensuciarse y divertirse. Pero cuando llegaba el momento de entrar en su brillante tina de oro  reluciente, no quería.

    Cuando llegaba este momento, su mama  lo reina intentaba convencerla con jugos, canciones y Juguetes. Pero ella igual no quería hacerlo.

    Un ida mientras jugaba con sus amigas del reino, tocaron un árbol mágico y apareció un hada madrina, que les dijo: “les regalare a todos un hermoso traje nuevo, pero para ello,  su piel debe estar muy limpia, porque  de  lo contrario la magia  no hace efecto”.

    El hada toco a todos los amigos y les obsequio su traje pero cuando llego el momento de la princesita, no funciono.

    En ese momento, se dio cuenta cual era el problema y corrió a bañarse rápidamente.  Al salir el hada madrina la estaba esperando para tocarla con su varita y regalarle el más maravilloso vestido que alguna vez haya visto.

    Desde ese día no hubo noche que la princesita no se bañara y lo disfrutara jugando ¿Quién sabe cuando el hada volvería? Y quería estar lista para recibir otro maravilloso regalo mágico.

    Había una vez  2 nenes que tenía un barquito cada uno. Otro día fueron a jugar con sus barquitos. Lo hicieron salir del mismo lugar. Cada papa como capitán del barco indicaba el camino y las directivas para llegar el destino común. Ambos tenían la dificultad del viento en contra y mucho oleaje. Al salir cada barquito uno se mantuvo inflexible,  se mantuvo en línea siguiendo los indicaciones del capitán sin logran avanza en forma significativa.

    En cambio  el otro barquito decidió  afrontar las trabas cambiando el curso del camino y logro llegar a destino.

    Moraleja: si tenés claro el destino podes llegar más seguro al destino.

     

     

     

    Posted by Ezequiel H. Reggiani @ 9:04 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *