• “El objetivo fundamental de la educación marianista es guiar y orientar al educando en su crecimiento humano, cultivando su interioridad y promoviendo no sólo el acceso a la información sino el deseo de aprender en forma permanente. Es por eso que la acción educadora marianista concibe al educando como sujeto del proceso educativo, activo, participante y creativo, capaz de conformar el sentido de una progresiva toma de conciencia de la propia situación y de la comunidad en que se encuentra inmerso” (Proyecto Institucional, Objetivos generales de la Educación Marianista, pag. 8, pto 6).

    El Colegio Marianista de Buenos Aires asume y desarrolla este  objetivo, que distingue  y caracteriza nuestra propuesta educativa.

    En los distintos Niveles nuestro estilo pedagógico guía y orienta el proceso de crecimiento y aprendizaje  de nuestros alumnos convencidos de que, en la sociedad del conocimiento,  es clave estimular  el deseo de aprender en forma permanente.

    En tal sentido nos proponemos generar, teniendo en cuenta las particularidades de cada Nivel, un estilo de trabajo autónomo donde el alumno se convierta en un protagonista activo, que pueda asumir progresivamente el esfuerzo que  supone  el desarrollo de las competencias y habilidades necesarias para su completa formación. Esta formación completa se sostiene y adquiere sentido al realizarse en un marco de compromiso comunitario y de toma de conciencia de la responsabilidad social que dicho compromiso implica.

    Haciendo propio el espíritu de nuestro fundador, el beato Guillermo José Chaminade, el Colegio Marianista de Buenos Aires busca formar hombres y mujeres que asuman el desafío de construir una sociedad plural, respetuosa de las diferencias, solidaria, democrática y cuidadosa del entorno natural.

    Son foco de atención y de ejercicio cotidiano,  la puesta en acto de las cinco Características de la Educación Marianista que configuran nuestra Misión:

    • Formamos en la fe al intentar educar personas que encarnen el Evangelio, promoviendo un diálogo crítico y permanente entre fe y cultura.
    • Desarrollamos un espíritu de familia al crear un ambiente de sencillez y apertura, respetuoso y atento a las necesidades de todos, permitiendo de este modo un desarrollo personal y comunitario.
    • Ofrecemos una educación integral de calidad pues estamos convencidos del valor del conocimiento en la sociedad actual y lo entendemos como resultado de un trabajo responsable y de un esfuerzo permanente.
    • Educamos para el servicio, la justicia y la paz desde el cuidado en los pequeños gestos escolares cotidianos hasta en las experiencias organizadas en servicio de los más pobres y necesitados.
    • Educamos para la adaptación y el cambio al formar cristianos con espíritu abierto y crítico que puedan asumir los desafíos culturales actuales, fomentando el respeto y el amor por la vida, el aprecio y cuidado de la naturaleza como obra de Dios y responsabilidad colectiva.

    Con nuestro propio estilo pedagógico, personalizador, socializador, evangelizador y de calidad, hemos acompañado la formación de varias generaciones, desarrollando un sentido de pertenencia característico de nuestro Colegio que nos aporta una riqueza especial como familia y comunidad.

    Nuestra historia y nuestras tradiciones, nuestro estilo y nuestra propuesta, nuestros docentes y nuestros alumnos se asumen y distinguen como marianistas, con fuertes raíces, con claras convicciones pero con una mirada abierta y esperanzadora hacia un futuro en el que deseamos ser protagonistas fieles en la misión de anunciar el Evangelio.

     

    CM - escudo - www

    .

    Posted by Ezequiel H. Reggiani @ 3:53 pm

Comments are closed.