• La propuesta educativa del Nivel Primario del Colegio Marianista está articulada por la jornada completa. Los alumnos concurren a clases desde las 8:00 hs. hasta las 12:10 hs. y desde las 13:45 hs. hasta las 16:00 hs. Los maestros permanecen en el Colegio toda la jornada escolar, dando unidad y continuidad a la acción educativa, convirtiéndose por tanto, en un referente para alumnos y padres. En el horario del mediodía los alumnos pueden retirarse a almorzar o bien quedarse en el comedor del Colegio, ya sea de forma mensual o a través del “vale diario”. No se permite que los alumnos traigan vianda de la casa. Los mismos maestros son los que acompañan a sus alumnos en la hora del almuerzo, permitiendo que este sea un momento de encuentro y de educación en hábitos higiénicos y  saludables.

    Las materias especiales (Plástica, Música, Tecnología -ochenta minutos semanales de cada una-) están distribuidas en la jornada escolar pudiendo desarrollarse a la mañana o a la tarde. Además de su campo específico de contenidos, las trabajamos de forma interdisciplinaria con otras propuestas curriculares. Un lugar especial en este trabajo interdisciplinario merece la computación, donde maestro y docente de Informática, de forma conjunta, articulan contenidos de las distintas áreas con contenidos específicos de computación. Una tarde por semana y por grado, se realiza Educación Física, trasladándose los alumnos a nuestro Campo de Deportes, excepto 1° grado que realiza esta actividad en las instalaciones del Colegio.

    Damos especial importancia a la enseñanza del idioma inglés. En 1° y 2° grado, tenemos tres estímulos semanales (de 40 minutos cada uno), aumentándose estos a cinco a partir de 3° grado. Desde 4° grado y hasta 7°, el curso se divide en dos grupos (no implica división por niveles) permitiendo mejores condiciones para el aprendizaje de un idioma extranjero.

    La enseñanza religiosa se lleva a cabo en el horario escolar con una frecuencia de dos o tres estímulos semanales (según los grados). En 1° grado está a cargo de los maestros. En 2° y 3° a cargo de los maestros del grado y de las “mamás catequistas” y de 4° a 7° a cargo de los maestros y de catequistas. Entendemos la misma no solamente como un espacio para la enseñanza de la cultura religiosa, sino para la vivencia de la fe, tendiente a lograr la respuesta personal como adhesión a la persona de Jesús de Nazareth. No queremos ser solamente un colegio con catequesis, sino una comunidad en la que cada uno de sus miembros, especialmente cada maestro, es y se siente corresponsable de la formación espiritual de los alumnos, en la medida en la que encarnamos diariamente y en cada acto los valores evangélicos. En 3° grado se recibe el “Libro de la Palabra”, en 4° se acercan por primera vez al sacramento de la Reconciliación y en 5° a la “Primera Comunión”. De 5° a 7° grado, los alumnos que voluntariamente lo desean pueden participar de los grupos de “Pastoral Infantil”, actividad de gran riqueza para la formación personal, social y religiosa.

    Las actividades curriculares que se desarrollan en la jornada escolar, se complementan con talleres (por ejemplo de guitarra, de teatro, ajedrez,…) y escuelas deportivas (fútbol, hockey, gimnasia deportiva, tenis, natación,…), priorizando objetivos artísticos y deportivos. Se desarrollan de 16:15 hs. a 17:45 hs. o 18:15 hs, según la actividad. Complemento especial a la actividad física, merecen los “sábados deportivos” (de 9:00 a 13:00 hs.) donde todos los alumnos pueden realizar distintos deportes a cargo de docentes del Colegio y en nuestros campos deportivos. También participamos en distintas  competencias intercolegiales. Por un convenio con la Asociación Argentina de Cultura Inglesa (AACI) nuestros alumnos pueden asistir en las instalaciones de nuestro Colegio, en horario extracurricular, al mismo programa de enseñanza del idioma inglés que dicha entidad ofrece en sus sedes.

     

    Algunos principios educativos que animan nuestro Colegio

    Nuestro proyecto educativo se enmarca dentro de las Características de la Educación Marianista: formación en la fe, educación integral de calidad, conformación de un espíritu de familia, educación para el servicio, la justicia y la paz y educación para la adaptación y el cambio.

    Otorgamos un lugar de privilegio a la participación de la familia en la vida colegial. A través de un trabajo educativo en conjunto, son considerados los principales responsables de la educación de sus hijos y partícipes del proceso de enseñanza y aprendizaje. Son convocados a reuniones, entrevistas personales con docentes, actos escolares, convivencias familiares, actividades religiosas, culturales y deportivas, acompañamiento a campamentos y viajes educativos. Actividades que también apuntan a la integración de la familia en actividades pedagógicas.

    Entendemos las normas como un medio para  facilitar la convivencia, el trabajo y las relaciones entre todos los miembros de la comunidad educativa. El sentido de la norma es el valor que “esconde” y “preserva”. Queremos educar en la autonomía, el compromiso y la responsabilidad. Damos especial importancia a la personalización del alumno, a la relación docente-alumno, al diálogo educativo y la reflexión, como medios privilegiados para el crecimiento personal y fortalecimiento de las relaciones.

    Partiendo del nivel de desarrollo y de los aprendizajes previos adquiridos socialmente o en niveles anteriores, favorecemos la construcción de los aprendizajes significativos en las distintas áreas del conocimiento, teniendo en cuenta que nuestros alumnos no solamente aprenden con otros, sino de otros.

    Conscientes de la importancia del “clima escolar” y del “clima de aula” para la formación del alumno, aspiramos a que las relaciones entre los diversos miembros de la comunidad educativa, estén marcadas por el espíritu de familia. Este espíritu está conformado por el conocimiento y la valoración de las personas, los gestos de solidaridad activa entre todos y el sentido de pertenencia.

    Ponemos especial énfasis en la creación de un clima emocionalmente adecuado como requisito para cualquier aprendizaje. Es decir, un espacio de relaciones interpersonales en donde predominen la aceptación y el respeto mutuo. Crear ambientes seguros y cómodos para poder expresarse con sinceridad y lugares donde se remarquen las sensaciones de progreso. En estas circunstancias, los alumnos tendrán las condiciones mínimas para participar, para equivocarse, para corregir y poner a prueba lo que van adquiriendo.

    Además de los maestros de grado y los docentes de  las materias especiales, acompañan a los alumnos, especialmente a quienes más lo necesitan y  en los grados inferiores, dos maestros de apoyo. De 1° a 5°  grado es maestro único y en 6° y 7° grado trabajamos por áreas (lengua, matemática, ciencias sociales y ciencias naturales, con un docente a cargo de cada una de ellas).

    Contamos con un Departamento de Orientación, conformado por profesionales de la psicología y la psicopedagogía, que acompañan a docentes, padres y alumnos, asesorando y orientando el proceso educativo, comunicándose con los profesionales externos para el seguimiento personal y realizando tareas de prevención con los distintos integrantes del Colegio.

    Una de las propuestas más  importantes y característica de nuestro Colegio son los campamentos. Les concedemos un gran valor formativo por lo que los preparamos con dedicación. Contamos con un programa orgánico y secuenciado de campamentos educativos en los que participan el docente de grado, el profesor de Educación Física, varios padres y alumnos de los años superiores del Nivel Secundario. En 4° y en 7° grado, con objetivos distintos,  nuestros alumnos concurren a la Colonia Marianista de Casa Grande (Córdoba) durante una semana.

     

    Pablo Santostefano, Vicedirector

    Juan Nieto, Director

     

    > Versión para imprimir de la presentación.

     

    CM - escudo - www

     

    Posted by Ezequiel H. Reggiani @ 12:23 pm

Comments are closed.