Bicentenario de la fundación de las religiosas marianistas.

El 25 de mayo de 2016 dieron comienzo las celebraciones del Bicentenario Marianista. Desde esa fecha y hasta el 22 de enero de 2018, los marianistas de todo el mundo celebraremos un “jubileo” en el que daremos gracias a Dios por la fundación de las dos congregaciones religiosas en el seno de la Familia Marianista.

Guiados por el lema “Conocer, amar y servir”, los marianistas haremos memoria agradecida por nuestra historia y soñaremos juntos cómo seguir caminando como Familia.

img-bicentenario

Ese día, en la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima en Villa Soldati, las religiosas marianistas celebraron junto a toda la Familia Marianista de Buenos Aires, su 200º aniversario.

A continuación, compartimos el texto de la Acción de Gracias leído en la Eucaristía por la Hna. Blanca Jamar FMI y algunas imágenes de la celebración:

En esta celebración del bicentenario de la fundación de nuestras dos congregaciones, de hermanas y hermanos marianistas, de nuestro corazón brota agradecido: ¿Cómo pagaré al Señor el gran don que nos hizo, el carisma marianista? Un carisma para bien de toda la Iglesia y al servicio de nuestro mundo en las distintas épocas y circunstancias.

Gracias por nuestros Fundadores, el P. Chaminade y la M. Adela, maestros de vida, que abiertos al Espíritu acogieron este carisma y nos lo trasmitieron  para que vivamos nuestra consagración a Dios en Alianza con María, como sus auxiliares en la misión que Dios le ha confiado  para que todos se encuentren con su Hijo.

Gracias, Señor, por este carisma tan misionero, vivido en estos 200 años, por nuestros Fundadores y por tantos hermanos y hermanas que, en los distintos continentes, fueron  gastando y gastan su vida para hacerte conocer amar y servir.

Nacimos, como repetía el P. Chaminade, en un tiempo de una gran indiferencia religiosa y hoy, a distancia de dos siglos, esa indiferencia está globalizada. Gracias, Señor, porque también ahora sigues contando con nosotros para ser tus misioneros, misioneros de tu amor y de tu misericordia.

Gracias, Señor, porque los anhelos de M. Adela de ver a sus hijas “partir  hasta el otro extremo del mundo para anunciar el Evangelio” se ha ido cumpliendo y hoy el carisma marianista está encarnado en países de culturas y lenguas muy diferentes. En esos países  y en  otros más, también a través de nuestros hermanos marianistas.

Gracias, Señor, porque  desde el principio nacimos como Familia, la Familia Marianista, religiosos, religiosas y seglares, viviendo  el  mismo carisma y compartiendo la misma misión, como misioneros de María, al servicio de la Iglesia y de nuestro mundo.

Gracias, Señor, por los campos misioneros que nos confías y un gracias muy especial por este campo argentino tan mariano, el último en el que las hermanas nos hicimos presentes hace ocho años , precedidas en siete décadas por nuestros hermanos. Gracias por la acogida que nos dieron junto con toda la Familia Marianista argentina.

Y ahora sí, un gracias extraordinario, por habernos traído providencialmente aquí, a Soldati, con ustedes, primero a nosotras, las hermanas y luego a nuestros hermanos. Hoy  Soldati y Piletones son nuestro nuevo campo misionero argentino, en el  que la Familia Marianista, trabajamos en red con otros, compartiendo nuestro carisma a través de diferentes servicios educativos, sociales y pastorales.

Gracias a cuantos parroquianos nos acogieron y nos acompañan con tanto cariño y con quienes compartimos nuestro caminar al amparo de nuestra Madre, la Virgen de Fátima. Gracias a ustedes, todos, que han venido a compartir nuestra acción de gracias, porque el Señor ha estado muy bueno con nosotros en estos 200 años y porque lo seguirá estando. Les pedimos que nos lleven en el corazón y en la oración para que seamos los marianistas que soñaron nuestros Fundadores y nos multipliquemos para ayudar a María en su misión. Gracias a todos.

> Imágenes de la Eucaristía.

 

CM - escudo - www

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.