Despedida de Roque.

El miércoles 27 de abril de 2016, falleció el Hno. Roque Llamas SM.

CM - Rectoría - Roque Llamas - af gde

Roque era un religioso marianista que vino a la Argentina cuando era muy joven. Aquí desarrolló su vocación como profesor de Matemáticas y de Física tanto en Buenos Aires, así como también en 9 de Julio y Monte Quemado.

Los religiosos marianistas, aunque estén retirados, son una parte muy querida de nuestra comunidad educativa. Por tal motivo se realizará en la Parroquia Santa Julia una Eucaristía en su memoria, el jueves 28 de abril a las 11:00 hs.

SM-Arg - Llamas

Que en paz descanses, Roque.

 

Claudio González (ex alumno promoción 79): Roque uno de los Profe que más recuerdo y esa libreta pidiéndonos las notas: un capo. Un día le mentí en físico química junto con un compañero: en diciembre la rendimos, yo creo que ahí me dejó una enseñanza. Roque Llamas, qué gallego de antes!

 

Pablo Di Lorenzo (ex alumno promoción 79):  Las mejores anécdotas y recuerdos a nuestro querido Roque. Cuando empezamos el primer año de fisico-quimica, los que eran más grandes que nosotros nos decían “todos los años empieza la clase igual, la fisico-quimica es y se usa”, y así fue. Un verdadero maestro.

 

Claudio Campos (ex alumno promoción 79): El recuerdo de sus anteojos, su delantal blanco y sus manos en los bolsillos del mismo sacando panza… ¡Que bueno este reconocimiento!. Como alguno también decía debe haber fiesta brindis y abrazos allá en el Cielo…

 

Sergio Pagliaricci (ex alumno promoción 79): Todavía sigo repitiendo en familia el dicho ‘cero grado, ni frío, ni calor’. Mis mejores recuerdos de una gran persona y gran educador

 

Francisco Nacinovich (ex alumno promoción 79): Roque, querido maestro! Hay fiesta en el Cielo! Ya lo creo…! Ahora lo estarán abrazando Juanqui y Alejo (nuestros compañeros fallecidos) ¡Todo nuestro cariño…!

 

Marcelo Cabezón (ex alumno promoción 79): A pesar del tiempo transcurrido y de las tristezas por las pérdidas, cada mensaje viene acompañado por un aire de nostalgia de la linda, de los buenos recuerdos, los que sin dudas nos ha fortalecido a lo largo de la vida. Se están yendo estos grandes forjadores de hombres de pro, y vaya si han dejado huella entre nosotros.

 

Gustavo Magdalena (ex alumno promoción 79): Cuando alguno balbuceaba al dar lección, Roque lo interrumpía y aconsejaba: “Tú cree el Credo, lo demás demúestralo”. Con su sencillez, daba un mensaje hondo, uniendo la fe y la ciencia, el misterio con lo concreto, la providencia de Dios y el necesario trabajo de iluminación crítica de la realidad. ¡Enorme! Hace dos años se realizó una reunión con gente de las distintas zonas donde hay o hubo presencia marianista. Vino gente de Monte Quemado, donde Roque estuvo 22 años. Una de las personas que habló lo recordó con mucha admiración, porque a él, que era hijo de hachero, lo había transformado en profesor de matemática (en 30 años se formaron allí más de 1500 docentes, que hoy trabajan en todo el país) Cuando nos acercamos a Roque para felicitarlo por lo que había escuchado, respondió: “Bua, solo hice lo que tenía que hacer”…

 

Marcelo Bergé (ex alumno 79): Mil recuerdos lindos me vienen a la cabeza. Que bueno debe ser irse a la casa del Padre con un buen recuerdo.

 

Fabián Benito (ex alumno 79): Abrazo querido al gran Roque. Generoso y honesto.  Bueno y trabajador. Vocacionalmente impecable. Buen viaje para su alma luminosa.

 

Luis Precerutti (ex alumno 79): que en paz descanses Roque querido hermano

 

Gustavo Menéndez (ex alumno 79): Mi sentido homenaje a este gran hombre que compartió tanto con mi familia, que acompaño a mi Padre durante su enfermedad y que no solo lo afeitaba mientras estaba internado sino que le llevaba la comunión todos los días. Que se preocupó por nosotros y nos protegió y ayudó con toda su bondad. Gran educador, incansable donde le tocara, el profesor con muchas horas de clase desde muy temprano por la mañana tanto en Caballito como en 9 de Julio o Monte Quemado. Soportaba estoicamente las bromas y bravuconadas de muchos por que estaba convencido de su misión de Educar. Completaba su vocación de servicio con incansables visitas y apoyo a los enfermos y sus familias. Educador y Misionero con los enfermos… Me viene a la mente el gran gesto educador de entregarnos las pruebas corregidas y pedirnos que le cantáramos las notas para que las pusiera en su libreta negra… Esa sola exposición a la tentación, a la honestidad y a tener que tomar una decisión ética difícil cada día fue una enseñanza mas grande que toda la “fisico-quimica” o la contabilidad juntas. Que Dios lo reciba en un lugar privilegiado. Seguro todos los que recibieron tanto de el y que lo precedieron, lo van a recibir como se merece y por que no, con un brindis para recordar los viejos tiempos!!! Buen viaje querido Roque!!!

 

Carlos Lamela (ex alumno 79): Qué bueno poder llegar en paz al final fe la vida habiendo sido un hombre bueno

 

CM - escudo - www

 

 

4 Comments
  1. Uno de los grandes educadores marianistas que hicieron de nuestro colegio un motivo de orgullo para toda la vida.
    No recuerdo haberlo escuchado jamás alzar la voz, y sin embargo era uno de los maestros más respetados por todos.
    Nos enseñaba y nos educaba a la vez, con la marca registrada de los antiguos marianistas.
    Que Dios reciba en sus brazos a mi entrañable maestro de segundo grado.

  2. Llego tarde al homenaje a Roque, otro Grande más que nos deja.. qué más puedo agregar que no se haya dicho ya???
    Asturiano de pro, gran profesor, y gran maestro… Un profesor enseña… de un Maestro se aprende. Y de Roque aprendí el respeto al alumno, siempre llegando temprano, antes que todos. Y siempre me pregunté si cuando nos daba los exámenes para que le cantáramos la nota él no las tenía anotadas “en parapelo” para saber si le mentíamos… y educarnos en la honestidad. Un compañero al cantar su nota dijo una que no correspondía a la realidad…. él lo miró por encima de esos anteojos verdes tipo culo de botella que llevaba, y repitió el nombre del alumno XX, quien le volvió a mentir… y Roque le volvió a preguntar por la nota, mencionando su nombre por tercera vez….XX.. y ahí XX, contra las cuerdas, le cantó la nota verdadera… En fin.
    Era atérmico, con su guardapolvos blanco encima de su camisa y su camiseta musculosa, en pleno invierno, todos muertos de frío, y él como si estuviera en pleno verano, paseándose con su guardapolvos, las manos en la espalda, la pancita hacia adelante y su balanceo típico al caminar…
    Y su resistencia física…. cuando en las peregrinaciones a Luján nos creíamos ídolos por salir de Liniers y llegar a Luján…. creo recordar que él salía de Congreso “eeeehhhh….!!! Salir de Liniers no tiene gracia, porque de Liniers salen todos”… y la gracia no estaba en ir caminando… sino en volver caminando… Gran persona, gran educador…. Q.E.P.D.

  3. Mi más emotivo recuerdo de él. Sus enseñanzas trascendían la física, química o matemática. Junto al padre Atucha y Enrique, es un referente de varias generaciones de copeños, motivo de entrañables recuerdos de adolescencia pueblerina cada vez que hay un reencuentro de amigos.
    Gracias por todo, Hermano Roque.

  4. Roque, qué hermosas huellas has dejado en nuestras vidas! Gracias! “Siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:14-30). »

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.